Plantas para acuarios: naturales vs. artificiales

Cuando queremos crear un espacio adecuado para nuestros peces, debemos preguntarnos cuáles son los elementos más idóneos para ellos. Es allí cuando surge la disyuntiva entre escoger plantas naturales para acuarios o plantas artificiales.

Justo por esa razón es ideal hacer un análisis completo de ambas opciones, para elegir aquella que sea la más conveniente; evaluando los pros y los contras, y tomando en consideración cada factor.

Ventajas y desventajas de las plantas naturales y las plantas artificiales

En breve procederemos a explicarte, de manera breve, cuáles son las ventajas y desventajas más resaltantes de las plantas naturales y las plantas artificiales para los acuarios:

plantas acuario

Plantas naturales para acuarios

Las plantas naturales, como su nombre lo indica, son aquellas que provienen directamente de la naturaleza, por lo que son seres vivos. Y existen múltiples especies de ellas, de acuerdo al hábitat en donde se hayan originado.

Ventajas

  • Hacen que los acuarios luzcan mucho más naturales.
  • Pueden crecer y renovarse constantemente, por ello, a media que algunos tallos van muriendo otros nuevos nacen.
  • Gracias a su proceso de respiración, absorben cantidades considerables de dióxido de carbono y crean oxígeno dentro del acuario.
  • Albergan algunos tipos de bacterias que contribuyen con la descomposición de los desechos presentes en el entorno.
  • Funcionan como un filtro, por lo que se disminuye el uso de otros productos comerciales y complementarios.
  • De acuerdo a la especie de la planta, pueden actuar como un alimento para algunos peces herbívoros u omnívoros.

Desventajas

  • Llegada la noche, revierten el proceso de respiración y pueden causar deficiencia de oxígeno.
  • Ocasionan la aparición de desperdicios, a medida que se descomponen algunas de sus partes.
  • Pudiesen albergar algunos parásitos poco saludables para los peces.
  • Tornan más complicado el proceso de limpieza de los acuarios.
  • Necesitan de una buena iluminación para mantenerse vivas y sanas.
  • Algunas especies son tóxicas, por lo que hay que escogerlas muy bien.

Plantas artificiales para acuarios

En cuanto a las plantas artificiales para acuarios, tenemos que son aquellas fabricadas por el ser humano. Estas se encuentran en diferentes tipos de materiales, con el fin de brindar un ambiente más agradable a los peces y a las otras especies acuáticas que se encuentren bajo cautiverio.

Ventajas

  • Suelen ser mucho más atractivas que las naturales, ya que no se deterioran fácilmente.
  • Siempre se mantienen del mismo tamaño, por lo que no ocupan más espacio del que sea se ha destinado previamente.
  • Son fáciles de extraer y de limpiar.
  • No requieren de requisitos adicionales, como la luz solar o una temperatura específica.
  • Hay una gran variedad de formas y colores, para la personalización del espacio.
  • No se descomponen ni ocasionan residuos.
  • Tampoco disminuyen la cantidad de oxígeno del acuario.

Desventajas

  • Son simplemente un objeto decorativo, por lo que no pueden contribuir con la absorción de residuos ni de toxinas.
  • Asimismo, no son capaces de producir oxígeno o de absorber el dióxido de carbono.
  • No actúan frente al crecimiento desbordado de algas o de otras bacterias.
  • No funcionan como un alimento para los peces.

Como ya habrás observado, cada uno de estos tipos de plantas brindan muchas ventajas, pero también tienen sus desventajas. Por lo que no existe una alternativa 100% correcta, la idea es que el dueño del acuario evalúe muy bien ambas opciones y escoja la que mejor le resulte.

No obstante, es importante señalar que se suele aconsejar la adquisición de plantas naturales para quienes tienen un poco más de experiencia y de tiempo. Pero sobre todo para aquellos que quieren darles a sus peces un espacio lo más parecido a su hogar.