Pingüino Alca Gigante: extinto desde 1852

El pingüino Alca gigante (Pinguinus impennis) fue el espécimen más grande de los pingüinos pertenecientes a la familia Alca,siendo precisamente su tamaño lo que le impedía volar.

En cambio, eran excelentes nadadores y buceadores en el océano en el cual lamentablemente no podremos observarlos más, ya que tienen su lugar en la lista de animales extintos.

Características generales Pinguinus impennis

extincion del pinguino alca gigante

Otro nombre con el que se les solía conocer era el de “gran pingüino” y es que su tamaño llegaba a un metro de longitud y hasta 5 kilogramos de peso; el más grandes conocido con este tamaño.

Tanto los machos como las hembras eran muy similares en su plumaje y tamaño.

Debido que se habían adaptado perfectamente a vivir en tierra y el océano, sus alas estaban adecuadas para estas actividades, por lo tanto, eran débiles y pequeñas, careciendo de la capacidad para volar.

El plumaje en general era negro en la mayor parte del cuerpo (alas, espalda y cuello) mientras que la cabeza tenía una tonalidad pardo oscura, y tenía dos manchas blancas características a los lados de la cabeza.

El abdomen también era blanco, teniendo patas oscuras y palmeadas que le permitían nadar eficazmente mientras que el pico era usado como arma, a modo de arpón para cazar a los peces al sumergirse.

Hábitat Pingüino Alca Gigante

Lo que una vez fue su zona de distribución era muy amplia y constaba de la mayoría de las costas del océano atlántico, las cuales iban desde la florida a Groenlandia, Islandia, Escandinavia, las islas británicas, Europa occidental, Marruecos, el mar báltico e incluso llegó a ser avistado, aunque de forma muy escasa, en el mar mediterráneo.

Causas de la extinción del Pingüino Alca Gigante

extincion del pinguino alca gigante

Las causas de la extinción no escapan a la de otras especies, estos grandes pingüinos fueron casados durante años por una creciente demanda alimenticia, por su plumaje y por su grasa, de hecho, sus huevos eran saqueados de los nidos.

A esto se le suma la sobreexplotación pesquera; destacando nuevamente la incapacidad de vuelo, hacían al Alca gigante vulnerable al deterioro por la acción humana, que finalmente lo condujo a la completa extinción en 1852.