Gran mariposa Blanca de Madeira: extinta desde 1970

Esta gran mariposa lleva por nombre científico Pieris brassicae wollastoni, nombre que por cierto hace honor a Thomas Vernon Wollaston, un famoso entomólogo quien descubrió y ayudó a clasificar varios insectos.

La Gran mariposa blanca de Madeira fue el ejemplar lepidóptero más emblemático de la isla de Madeira en Portugal, lastimosamente hoy tiene su lugar en la lista de animales extintos del planeta.

Características generales de Pieris brassicae wollastoni

extincion mariposa de madeira

La gran mariposa blanca solía medir de 5,5 a 6,5 centímetros de envergadura, siendo las alas destacadas por un color blanco muy puro al cual se le podía observar en los vértices delanteros una serie de manchas negras que las hacían muy llamativas.

El resto del cuerpo era el característico de una mariposa por lo que se puede destacar como su morfología más importante, sus alas.

Hábitat Gran mariposa Blanca de Madeira

Al ser una especie endémica de Madeira, tenía su hábitat en los bosques de Laurisilva, pertenecientes a la isla. Estos eran ecosistemas únicos y presentaban características propias de las selvas templadas, tratándose de bosques provistos de mucha nubosidad donde las temperaturas suelen variar de húmedas a cálidas teniendo leves heladas.

Estos bosques de selvas lluviosas o húmedas presentan gran exuberancia en su vegetación lo que favorece la presencia de especies botánicas y zoológicas únicas, pero también frágiles a las agresiones que se realicen en el medio ambiente.

Otro factor importante a destacar es que aquí hay numerosas montañas, permitiendo de esta manera que exista una densa humedad acumulada en ellos, por lo que sus suelos suelen estar provistos de una gruesa capa orgánica donde crecen líquenes, helechos, musgos, entre otros.

Causas de la extinción de la Gran mariposa Blanca de Madeira

extincion mariposa de madeira

Actualmente los bosques han sido dañados de manera muy marcada debido al aprovechamiento de la madera mediante la tala. La quema tanto accidental como intencional, han sido factores igualmente destructivos, por lo que la biota del mismo en su gran parte se encuentra en peligro de extinción.

La sobreexplotación maderera supuso el principal factor que desencadenó su extinción; la increíble pérdida de su hábitat cercana al 80% a esta causa, sumado al uso de pesticidas que resultaron altamente tóxicos y fueron empleados por los agricultores locales, sellaron el destino de esta hermosa mariposa extinta desde 1970.