Cuidados básicos del Boyero de Berna

Los animales definitivamente son seres increíbles que nos pueden invadir con su ternura, espontaneidad y travesuras; sobre todo cuando nos referimos a los perros, ya que estos son los mejores amigos del hombre.

Y, si de este tema hablamos, hemos de mencionar a la raza Boyero de Berna, por ser un canino sumamente llamativo, hermoso, inteligente y equilibrado, que aporta grandes dosis de amor a cualquier familia.

Conoce un poco más sobre el Boyero de Berna

El Boyero de Berna es un perro grande de pastoreo, originario del Cantón de Berna (Suiza). Se conoce por tener una fuerza impresionante y buen carácter, lo que lo convierte en uno de los favoritos para las familias. Y en breve te explicaremos más de sus características:

  • Tamaño: son bastante grandes, y es que los machos llegan a medir hasta 70 centímetros y las hembras al menos 66 centímetros.
  • Peso: también son robustos, lo que les hace poder alcanzar hasta más de 40 kilogramos en peso.
  • Pelaje: una de las cosas que más llama la atención de este hermoso perro es su pelaje negro, pues es lacio y tiene ligeras ondulaciones en las puntas. Además, presenta manchas blancas en su pecho y en parte la parte central de su rostro, así como algunas marrones en las mejillas y arriba de cada ojo.
  • Carácter: como lo habíamos dicho en un principio, es un perro tranquilo y muy equilibrado, que se puede adaptar a las familias con facilidad. Y suele ser paciente, amigable, cariñoso y muy activo.
  • Salud: el Boyero de Berna es propenso a desarrollar histiocitosis, a veces en forma benigna y a veces maligna. Aunado a ello, hay una predisposición a la torsión gástrica, la displasia de cadera y algunos tipos de cáncer.

Los cuidados del Boyero de Berna

A continuación explicaremos en qué consisten los cuidados básicos que se les debe proporcionar a esta raza de perros:

  • Ejercicios y paseos: estos animales son sumamente grandes y robustos, y sus músculos requieren de la actividad constante para mantenerse sanos; por ende, es necesario sacarlos a pasear y procurar que hagan algún tipo de ejercicio.
  • Cepillados de dientes: se deben cepillar sus dientes a diario, con artículos especiales para perros.
  • Cepillados de pelo: su pelaje necesita de un cepillado por día como mínimo, a fin de que no se deteriore ni se caiga excesivamente. Esto es muy importante sobre todo en la época de muda.
  • Corte de pelo: no exigen cortes de pelo, sin embargo, si no se peinan con frecuencia pueden salirles nudos que tendrán que ser retirados inmediatamente, para que no afecten el resto del pelaje.
  • Corte de uñas: aunque el Boyero de Berna suele limar sus uñas cuando se encuentra viviendo en sitios naturales. Lo recomendable es revisar las mismas una vez por mes y cortarlas si están muy largas, para que así tenga una buena pisada.
  • Clima: lo ideal es que se ubiquen en espacios donde el clima sea más bien de templado a frío, pues son perros de montaña; y a temperaturas muy altas pueden enfermar.
  • Alimentación: la dieta de un Boyero de Berna tiene que ser variada, evitándose azúcares, alimentos procesados y porciones excesivas, porque son propensos a la obesidad.
  • Atención y afecto: estos hermosos caninos son de naturaleza amistosa y, por ende, necesitan sentirse tomados en cuenta y amados.
  • Chequeos periódicos: al igual que cualquier otra mascota, estos perros deben someterse a un chequeo periódico de al menos una vez al año, para descartar la aparición de enfermedades.