Consecuencias de alimentar a tu perro con comida caducada

Una buena alimentación en los perros es esencial para proveerles óptimas condiciones físicas y mentales. Por ese motivo es indispensable proporcionarles productos de alta calidad y una dieta que sea balanceada.

Y no se puede dejar de lado la verificación de cada uno de los alimentos que se le den a estos pequeños peludos, para evitar comprar algo que esté vencido y que les llegue a caer mal.

¿Qué productos son los mejores del mercado para la alimentación de los perros?

  • Piensos: sin lugar a dudas, los piensos son una de las mejores comidas para tu mascota, pues son productos elaborados específicamente para ellos y contienen una mezcla perfecta de proteínas, vegetales y carbohidratos.
  • Comidas enlatadas: los enlatados son una buena opción siempre y cuando sean fabricados con los permisos higiénicos que correspondan. Además, es vital que al adquirirlos estén vigentes.
  • Alimentos frescos: lo idóneo es que la dieta sea balanceada, y que incluya algo de carnes rojas y blancas (sin espinas ni huesos) por lo menos 2 o 3 veces por semana. También se recomienda añadir vegetales, frutas y cereales que sean permitidos por el veterinario.

Las consecuencias de alimentar a tu perro con comida vencida o dañada

Sea cual sea el tipo de alimentación que elijas para tu mascota, siempre será necesario que des un vistazo a la fecha de vencimiento para evitar proporcionarle comida dañada, pues esta le ocasionaría malestares como:

  • Vómitos reiterados.
  • Diarreas intensas.
  • Babeo excesivo.
  • Adormecimiento.
  • Temblor.
  • Fiebre.
  • Inflamación del área ventral.
  • Decaimiento.
  • Caída del pelo.

Es importante señalar que si tu perro presenta cualquiera de estos síntomas, en mayor o menor medida, deberás acudir inmediatamente a su veterinario de confianza. Y es que podría tratarse de una indigestión o hasta de una intoxicación alimentaria; y ambas tienen que ser atendidas con un tratamiento específico y otras indicaciones médicas.

Tips para elegir y conservar la comida de tu perro

  • Cada vez que vayas de compras revisa la fecha de vencimiento de los productos que elijas, procurando que estos caduquen mucho después del tiempo en que calculas que tu mascota lo consumirá.
  • Asegúrate de meter en el congelador la comida para perros cuando le prepares varias porciones para la semana, o en los casos en que se trate de alimentos perecederos.
  • Cuando vayas a comprar el pienso seco cerciórate de que el empaque esté en perfecto estado, sin roturas o signos de humedad. Y luego almacénalo en un lugar seco y libre de los rayos del sol.
  • Una vez que hayas abierto el pienso seco, procura mantenerlo totalmente sellado para que no ingresen insectos o roedores en él, pues estos animales podrían infestarlo por medio de sus heces, orina, huevos, etc.
  • En el caso del pienso mojado, tendrás que hacer un espacio en tu nevera para guardarlo luego de que lo hayas abierto, de lo contrario el mismo se resecará.
  • Guarda los enlatados en lugares frescos o a temperatura ambiente, y organízalos de acuerdo a la fecha de vigencia, para que así vayas tomando primero los que estén más próximos a caducar.