Beneficios de las actividades físicas y recreativas para perros

Los perros, al igual que la mayoría de los seres vivos, requieren mantenerse en forma para conservar una buena salud. De igual manera es necesario procurar espacios y rutinas que les permitan recrearse con cierta frecuencia.

Y existen muchas alternativas para lograr establecer un conjunto de actividades acordes, tomando en consideración el tamaño, la edad, la raza y las condiciones específicas del canino en cuestión.

perros actividades fisicas

Beneficios actividades para perros

  • Fortalecen el sistema musculo esquelético: mientras que un perro se mantenga en constante movimiento obligará a los músculos y huesos a trabajar y a permanecer fuertes.
  • Promueven el buen comportamiento: la mayoría de los comportamientos inadecuados de nuestros amigos perrunos surgen a raíz de períodos muy largos de sedentarismo. Esto solo hace que el animal acumule energías, se estrese y termine buscando medios poco idóneos para descargar la tensión que tanto daño le hace.
  • Los hacen más felices: está comprobado que aquellos caninos que reciben actividades físicas, acordes a sus demandas, son mucho más felices y se demuestra receptivos, juiciosos y cariñosos.
  • Desarrollan la parte social: a medida que un perro es sacado a los exteriores del hogar para que se recree, irá conociendo a otros perros y aprendiendo a compartir determinadas áreas. Incluso muchos de ellos desarrollan empatía por uno o más caninos.
  • Refuerzan el lazo humano-animal: si te preocupas por brindarle alguna actividad a tu cachorro, este se sentirá más apegado a ti y, por ende, se irá reforzando el vínculo entre ambos.
  • Previene enfermedades: un perro activo es un animal mucho menos propenso a desarrollar enfermedades cognitivas, mentales y/o degenerativas. E incluso hay muchos casos en los que se observa un aumento significativo del promedio de vida.

Algunas actividades recreativas

  • Paseos caninos: una de las mejores formas en las que puedes procurar que tu mascota esté en buen estado físico, es a través de los paseos caninos constantes. Para ello planifica un horario en el que lo lleves a determinados sitios por al menos 30 minutos diarios; y también está la opción de acudir a un paseador profesional si el tiempo no te da.
  • Nados: si tu perro es de esos que no puede ver un pozo de agua porque quiere meterse, entonces aprovecha esas cualidades y llévalo a la orilla de un río o playa de manera periódica. La natación es una actividad que le vendrá muy bien y fortalecerá además su aparato respiratorio y muscular.
  • Juegos: hay algunos artículos, como el Kong, las mancuernas, las trenzas, los aros, los discos voladores e incluso las pelotas pequeñas de rebote, que te ayudarán un montón a recrear y a la vez ejercitar a tu canino. Y es que los juguetes como estos permiten que el animal haga varias repeticiones, buscando y trayendo, y se conecte con la actividad.
  • Escaleras: algo tan simple como las escaleras podría ser el gimnasio personal de tu perro. Y es que hacer que las suba y las baje unas cuantas veces mantendrá los músculos y huesos al día. Solo procura no abusar de ello.
  • Salidas grupales: si tienes un amigo que también cuente con un perro de mascota puedes pedirle que se reúnan y los paseen juntos. Y mientras más amigos peludos se unan a la manada mejor, ya que socializarán y de seguro buscarán formas sanas de divertirse entre ellos.