Armas de aire comprimido ¿Un peligro para los animales?

Las armas de aire comprimido, pese a que sólo disparan bolitas de aire, no son consideradas como juguetes. Por lo tanto, también entran en la denominación que las clasifica como armas. Así mismo, su uso – tanto como su compra – son permitidas bajo el cumplimiento de los estándares establecidos en la normativa de armas de aire comprimido.

Esto se debe a que, las carabinas y pistolas de aire comprimido disparan a una velocidad considerable que, sin el uso de la protección correcta y su uso en espacios no controlados, puede ocasionar importantes lesiones en personas y animales que generalmente concluyen en desorientación e incomodidad.

Y aunque generalmente se utilizan en juegos recreativos como el Airsoft, este tipo de armas ha sido criticado o señalado, debido a que existen casos relacionados a la caza de animales o el maltrato a ellos.

Armas de Airsoft

Son muchas las marcas que crean armas de airsoft, pero Carabinas Gamo es una marca de pistolas de aire comprimido que especializa la creación de sus modelos en generar mayor comodidad a los jugadores de Airsoft, proveyéndoles armas con diferente velocidad de disparos, visores, gatillos de uno o dos tiempos, diferentes longitudes, entre otras.

El Airsoft como actividad recreativa

El Airsoft es un deporte de simulación de combate basado en el cumplimiento de objetivos a través del planteamiento de estrategias entre los equipos. Puede practicarse en espacios de campos abiertos que se complementan con elementos de defensa (torres, búnkeres, trincheras, entre otros) y también en espacios un poco más reducidos tales como naves o edificios adaptados para ello.

Estos espacios son controlados y cerrados, especialmente diseñados para la práctica de este deporte, con la intención de evitar que personas externas al juego o animales de los alrededores resulten heridos sin ningún tipo de intención.

Así mismo, se dota a los participantes de equipos adecuados para cubrir su cuerpo y su rostro ante los impactos de disparos de las armas de aire comprimido.

¿Las municiones podrían herir a los animales?

Aunque las bolitas de aire comprimido sean relativamente inofensivas – a comparación de un arma de fuego – tal como lo mencionamos antes, a los participantes del juego se les dan gafas de protección, caretas para el rostro y chalecos de protección para evitar lesiones.

Por lo tanto, en el caso de los animales – que no cuentan con protección alguna – resultan ser elementos capaces de causar importantes lesiones en ellos; aunque puede que no sean capaces de romper la piel, pueden lastimarlos; sobre todo en las zonas más débiles de su cuerpo (los ojos, el cerebro o el estómago).

Normativa de armas de aire comprimido

Teniendo estos elementos en cuenta, es importante hacer mención de la existencia de la normativa de armas de aire comprimido, la cual regula el uso de estas a espacios adecuados para la práctica de tiro y que se encuentren alejados del público.

Por lo tanto, prohíbe cargar con carabinas en la calle (excepto que se cuente con la documentación que otorga la posibilidad), así como realizar tiros en espacios abiertos a cualquier tipo de animal; el tiro sólo está permitido a blancos tipo diana, de lo contrario, se incurrirá en multas.

Esto, debido a que, aunque no pueda resultar altamente peligrosa para los animales o las personas, igualmente puede ocasionarles contusiones cerebrales, lesiones corporales y demás molestias físicas que resultan importantes para su bienestar y preservación.