Aprende a elegir la cama ideal para tu gato

Garantizar el descanso óptimo a nuestras mascotas es vital, para que así las mismas se encuentren siempre en buen estado de salud y tengan energía suficiente como para llevar a cabo todas las actividades básicas del día a día.

Y si posees felinos se torna fundamental hacer la elección de las camas para gatos que sean más apropiadas; para lo cual deberás tomar en consideración el tamaño y peso de los mismos, así como otros aspectos o particularidades según sean sus razas.

¿Por qué es importante que tu gato disponga de una buena cama?

Muchas personas se preguntan cuál es la relevancia real de que un gato cuente con una cama; pues hay quienes aseguran que estos animales duermen plácidamente en cualquier rincón, e incluso en los espacios más ínfimos de las calles.

No obstante, la respuesta a eso se puede obtener rápidamente si nos imaginamos durmiendo sobre un mueble o en una mesa. Y es que es muy probable que logremos conciliar el sueño, pero de seguro nuestro cuerpo quedará adolorido y la calidad del descanso no será la adecuada, lo que afectará en todos los aspectos.

Hay que destacar que los felinos deberían dormir alrededor de 16 horas por día, y eso se puede lograr con una cama acorde a sus cuerpos. Además de ello, estos artículos representan un espacio personal que los ayuda a sentirse más a gusto y eleva su confianza.

Consejos para elegir la mejor cama para tu gato

Al momento de adquirir la cama para tu gato es conveniente que lo hagas en un sitio reconocido, que ofrezca productos de alta calidad, como por ejemplo en la web de Cositasdegatos. Y en breve te daremos algunos consejos que te servirán para la elección:

  • Tamaño: algo muy importante a tener en cuenta en cuanto al tamaño es que este debe ser similar a las dimensiones totales de tu gato. Sin embargo, siempre es conveniente adicionar un poco más de longitud, de esta forma el animal podrá adoptar diferentes posturas sin problema alguno.
  • Altura: algunos gatos buscan lugares altos para poder dormir, si este es el caso de tu felino podrías comprar una cama que posea una base; caso contrario, lo mejor es que vayas a por una que quede al ras del suelo o a pocos centímetros del mismo.
  • Paredes: las paredes que rodean las camas de los gatos son muy importantes para garantizar la seguridad mientras el felino duerme y ante cualquier movimiento repentino. Más aún si la cama cuenta con una base o está ubicada a cierta altura.
  • Material: lo más importante en este caso es que el material sea lo suficientemente suave como para que el gato se sienta cómodo. Además hay que verificar que el textil sea hipoalergénico y fácil de limpiar; y que el relleno sea lo suficientemente grueso para que los huesos y músculos tengan un reposo adecuado.
  • Forma: en cuanto a la forma de las camas, pues hay muchísimas, algunas con cubiertas, otras tipo iglú, sofá y cuna, y hasta unas que disponen de puertas. Y estas son características que bien puedes tener en cuenta para combinar con el estilo decorativo del salón en donde se alojará tu gato.
  • Accesorios adicionales: en el mercado hallarás múltiples accesorios que puedes colocar en la cama de tu gato, para brindarle así una experiencia más divertida y plena, entre ellos resaltan los cojines, las mantas y algunos juguetes.